lunes, agosto 22, 2005

El día que me muera

Hace ya tiempo mandé esta poesía al Gargantuario, el nuevo poemario porque no la encontré en internet. Hoy he vuelto a pensar en ella y la pongo aquí.


cumpleaños con payaso, padre de Nfer y nietito. El payaso es el que tiene la sonrisa pintada



Y es que creo que los que se van querrían no causar pena a sus seres queridos, querrían dejar solo buenos recuerdos de los tiempos felices. Sin embargo, la realidad demuestra que los que quedamos sufrimos por la ausencia y solo con el paso del tiempo, recuperamos la capacidad de vivir y disfrutar como antes. Pero la recuperamos. Y los amigos están ahí para abrazarnos cuando lloramos y para intentar devolvernos la alegría de vivir cuanto antes.

El día que me muera
no quiero el llanto al uso ni las flores
cortadas al efecto ni los cirios
de lento gotear en los sufragios.
No quiero el luto inútil de las ropas
ni las miradas tristes ni el silencio
ni el ramo de laurel correspondiente.
No quiero que la vida se detenga
cual si algo extraño hubiera sucedido
y el mundo ya no fuera como antes.

El día que me muera
quiero que todo viva y continúe:
que broten flores en los mismos sitios,
que corra el agua por la misma acequia,
que los amantes trencen sus abrazos,
que nazca un niño en el portal de enfrente,
que mi vecino vaya a la oficina,
que los obreros entren en la fábrica,
que salgan a la mar los pescadores,
que las mujeres vuelvan de la compra
con un ramo de acelgas en los brazos;
que el labrador entierre su semilla
cuando amanezca el sol y el estudiante
cierre sus libros cuando el sol se ponga;
que se oigan las sirenas de los buques,
los golpes de los martillos,los motores,
las voces de los niños en el patio,
los ruidos de la calle, los jilgueros.

y quiero que, a la hora de costumbre,
los míos se reúnan en la mesa,
partan el pan y cambien la sonrisa.

Que mis amigos beban unos chatos
y escriban un poema por la noche.

Ángela Figuera Aymerich

20 Comments:

Anonymous Lola escribió...

Pfff...chungo propósito...pero a todos nos gustaría que fuese así en nuestro caso...

8/23/2005 07:15:00 a. m.  
Blogger Mar escribió...

un beso nfer

8/24/2005 10:06:00 p. m.  
Blogger Azena escribió...

Yo también quiero que sea así. ¿Me dejas robarte el poema para mi blog?

8/25/2005 07:56:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

azena, gracias por pasarte por _nuestro blog_...
Te agradezco que me hayas honrado "enlazándome" en tu blog, como "Nfer, abuela bloguera" pero es mi deber decirte que somos dos: Anónima y Nfer.
El poema lo eligió Anónima, creo que es público ya, sería bueno que ella lo sepa.
Y tienes una Abuela Bloguera que te lee, ya te estoy enlazando!
Un abrazo

8/25/2005 09:28:00 a. m.  
Blogger Anónima escribió...

Azena,

Puedes robar el poema sin problemas, aunque no creo que sea público todavía. Cuanta más gente lo lea, mejor, me dijeron a mí. Así que, si lo robas para que lo lean los lectores de tu blog, muchas gracias, Azena :)

Otra cosa es que quisieras cobrar por ello, o modificarlo o no poner la autora...

8/25/2005 12:10:00 p. m.  
Blogger Peke escribió...

Muy bonito el poema. Lo jorobado es llevarlo a la práctica en el momento. Bicos, Anónima. :)

8/26/2005 11:02:00 a. m.  
Blogger Fabian escribió...

Ay!! que bonito, aunque sea cierto lo que dice peke...no es fácil ser estoico cuando se fue un ser querido.

Un beso

8/26/2005 12:40:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

peke, fabian:
es difícil.
Pero si algo "hay que" hacer, es sacar fuerzas...y las tenemos.

(Creo que es el único imperativo que acepto)

8/26/2005 12:43:00 p. m.  
Blogger Claudio Uribe escribió...

Anónima "Y es que creo que los que se van querrían no causar pena a sus seres queridos, querrían dejar solo buenos recuerdos de los tiempos felices."

¿Y cómo evitar, anónima, que los buenos recuerdos de los tiempos felices, esos que hasta hace nada nos hacían sentir plenos de felicidad y alegría, ahora en estas noches de agobiante desconsuelo sean como un río de lava que nos recorre del pecho a la garganta y estalla en las lágrimas más amargas que nadie haya osado imaginar jamás?

"...los que quedamos sufrimos por la ausencia y solo con el paso del tiempo, recuperamos la capacidad de vivir y disfrutar como antes."

Pero la transición es dura, durísima porque uno, que no imaginaba la vida de esta forma tiene que volver a nacer, a rearmarse como sujeto y darse cuenta que por más que uno la busque con desesperación en cada rincón de la casa, que espere su risa cristalina venir del mercado las mañanas de sol, que sueñe con sus ojos marrones y sonrisa de arena ella no vendrá. Ya no más... Ya no más.

8/26/2005 03:58:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

I enjoy reading the stories on your site. Keep up the super articles!

buy cialis

8/26/2005 04:11:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

¿será posible que ni del dolor de los que hemos perdido un ser querido tenga consideración la publicidad?

Anonymous: te deseo que cuando alguien que ames deje este mundo y tu corazón se estruje, y tus ojos se queden sin lágrimas, venga un necio a venderte Viagra.

(ojalá te pases por aquí y leas esto, cosa que puede no suceder pues andas por ahí en plan ventas, donde lo último que cuenta es la persona)

8/26/2005 04:20:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Pues ahí te quedas. Empiezo a sentir que no eres humano sino una máquina. (Tan pronto escribí mi opinión respondiste con _otro_ formalismo, ¿de veras este método publicitario os da resultados? )

8/26/2005 04:42:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Lo sé, es bastante molesto: he puesto un filtro antispam.
Pero sepan disculpar: hoy estoy algo sensible.

8/26/2005 08:06:00 p. m.  
Anonymous Algernon escribió...

:,)

8/27/2005 05:24:00 a. m.  
Blogger Anónima escribió...

Claudio,

No sé como evitarlo. No sé si ella, Ángela Figuera, lo conseguía cuando moría algún ser querido para ella, aunque quizá en parte si, porque era una persona de un tremendo optimismo vital, no sé hasta que punto voluntarista, pero muy contagioso. De lo que si estoy segura es de que la poesía era sincera: ella no quería causar dolor a los suyos, ni siquiera en el día de su muerte.

También sé que cuando murió pusimos en la corona de flores los versos que había escrito: "el día que me muera quiero que todo viva y continué". Y recuerdo no haber podido parar de llorar con esas lágrimas amargas de las que hablas. Así que los suyos partimos el pan, que remedio, pero, al menos yo, no cambié ninguna sonrisa.

Pero el tiempo pasó. Ella ya no está aquí. Pero cuando la vida se tuerce, pienso en su optimismo y me ayuda a sacar fuerzas. Y esta poesía me acompaña en el intento. Por eso la transcribí aquí, por si sirviera a otros en esos momentos en los que tanto se necesitan las fuerzas y tanto nos cuesta encuentra encontrarlas, aunque como dice Nfer, las tenemos.

Y es que Claudio a través de internet se conocen a personas y se las llega a querer, como yo a Nfer, pero están lejos y es díficil saber como consolar cuando no puedes dar un abrazo de verdad ni acompañar a alguien a dar un paseito hablando de temas instrascendentes para que el sol, el cielo y la vida que nos rodea vayan calmando poco a poco la angustía.

Un abrazo, Claudio, para tí que también estás lejos y que sin embargo, al leer tu comentario parece que estás aquí mismo.

8/27/2005 08:01:00 a. m.  
Anonymous Lola escribió...

Anonima... me da a mi que acababas de llegar de un concierto cuando escribiste este comentario :P Un saludo y hasta pronto!!

8/27/2005 08:42:00 a. m.  
Blogger Claudio Uribe escribió...

Querida Anónima (¿puedo llamarte querida, Anónima?, porque aunque la frase suene a oximorón tiendo a encariñarme de aquellos que me hacen emocionar), de lo que no estoy seguro, pero no por contraponerme, sino poque de verdad no estoy seguro, es que la alegría sea mejor que la congoja o, en todo caso, un estado preferible.

¿Mejor por qué? ¿por qué es la tristeza un lugar del que hay que salir? Hay, se me ocurre, mucho de convencional en eso de "estar mal".

¿Está bien estar acongojado por siempre? sospecho que no, pero tampoco estar alegre en cada momento es bueno, ¿o sí? Antes de ahora yo tenía una respuesta clara y rotunda, pero en este momento no soy dueño de mis convencionales seguridades de antaño.

La poesía que nos regalaste tiene la profunda belleza de las cosas sinceras. "No quiero el llanto al uso... el luto inútil de las ropas" dice.

Igualmente no hagais mucho caso, como Nfer, también yo estoy hoy muy sensible.

8/27/2005 09:23:00 a. m.  
Anonymous Chivita escribió...

Nfer...que ha pasado? Por qué estas tan sensible?
Cariños
Chivi en el ruedo

8/27/2005 09:58:00 a. m.  
Blogger MH escribió...

Recuerdo haber leido esto en una antología, y rebusco en otra y encuentro otros de Angela Figuera:

No quiero
que los besos se paguen
ni la sangre se venda
ni se compre la brisa
ni se alquile el aliento.

Hay más, si te interesa. Por cierto Ano-nima ¿lees tu correo de vez en cuando?

9/06/2005 01:22:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

MH,

Si que me interesaría saber cual es la antología donde encontrastes las poesías.

Esta poesía la saqué de las obras completas de Angela Figuera.

Y leo mi correo cuando tengo internet :)

Estos días he estado de vacaciones y no tenía.

9/08/2005 05:35:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home