miércoles, junio 01, 2005

Historia de los bonobos con gafas


Escrita por Adela Turín, ilustrada por Nella Bosnia.
Editorial LUMEN, colección a favor de las niñas.


bonobos sentaditos


"Hace muchos, muchísimos años, la tribu de los bonobos vivía en un bosquecillo frondoso. Los bonobos estaban siempre muy ocupados mascando los frutos y bayas, pepitas y semillas, raíces y capullos, que las bonobas recogían todo el día para ellos y para los bonobos chiquitines"

Y mientras las bonobas trabajaban, los bonobos se pasaban el tiempo sin hacer nada y molestando a todo el mundo con sus ruidos y sus charlas...



"Un día, un poco aburridos de hacer siempre lo mismo, los bonobos decidieron instruirse. Depués de días y más días de discusiones, votaciones, deliberaciones, conclusiones y decisiones...los cuatro bonobos más guapos partieron hacia Belfast, para aprender inglés."

...
bonobos con gafas


"Y un buen martes, los cuatro guapos volvieron de Belfast, cada uno con un par de gafas y una maleta negra. Los cuatro bonobos gafudos se instalaron en el árbol más alto, y se pasaron un día entero gritando palabras rarísimas que nadie sabía ni entendía: "Full! Stop! Ring! Black!", gritaban.

Los otros bonobos estaban petrificados de admiración."

y entonces les enseñaron a lo otros bonobos las palabras y cuando las habían aprendido les daban un par de gafas negras que habían traido en las maletas, pero...

bonobas enfadadas


"También las bonobas escuchaban las lecciones, y también ellas aprendieron las palabras. Pero los bonobos no les daban las gafas, porque había la costumbre de que las bonobas llevarán un pañuelo en la cabeza, y con el pañuelo las gafas resbalaban y caían.

Algunas bonobas quisieron quitarse el pañuelo para poder llevar gafas, pero los bonobos se rieron y burlaron tanto que tuvieron que volver a ponerse los pañuelos a toda prisa. Y los bonobos pensaban: "Es mejor así. Porque si las bonobas se pusieran también a enseñar las palabras, ¿quién recogería los frutos y las bayas, las pepitas y las semillas, las raices y los capullos para nosotros y para los pequeños?"

Pero las bonobas se cansaron...

bonoba leyendo


"Y un buen día decidieron cambiar de bosquecillo y hacer solo aquellas cosas que les gustaban de verdad."


Y plantaron flores y hierbas aromáticas, hicieron música, fabricaron hamacas fresquitas para el verano y tejieron colchas para las noches frías, se inventaron juguetes para los niños...

"El bosquecillo se volvió bonito, y tranquilo, y cómodo. Estaba lleno de música y juegos. Olía muy bien. Las bonobas y los bonobitos recogían juntos los frutos y bayas, pepitas y semillas, raíces y capullos, cada uno para sí y todos para los más pequeños."

y los bonobos tuvieron que quitarse las gafas y buscarse la comida...

"Y parece, incluso, que algunos bonobos pidieron a las bonobas quedarse allí y compartir aquella vida tan agradable. Pero sobre esto nada se sabe con certeza: esta historia ocurrió hace tantos, tantísimos años."

FIN


La historia de Vendell Mono resuelve conflicto me recordó una deuda pendiente con los cuentos feministas de mi niñez. Aunque ahora yo no sé si son de mi niñez porque según el ISBN el libro se editó en 1986 y yo lo hubiera leido con 21 años...

Los que más me gustaban eran los de una escritora, Adela Turín. Tengo cuatro:

Rosa caramelo
Una feliz catástrofe
Historia de bocadillos
Historia de los bonobos con gafas

Os acabo de contar mi preferido.

Todos son cuentos que sirven para que los niños aprendan a distinguir entre una situación en la que el reparto de tareas entre hombres y mujeres es discriminatorio y situaciones en que el reparto de tareas entre hombres y mujeres es más igualitario, que sirven para que vean que cuando el reparto es injusto todos salen perdiendo pero cuando el reparto es igualitario las relaciones son más enriquecedoras y felices, enfin son la base para transmitir unos valores ligados a la igualdad de géneros de forma metáforica, que es como mejor les llegan los mensajes a los niños.

Y conste que no creo que sean los únicos libros que se deben leer a los niños: pienso que los cuentos tradicionales transmiten otros valores que también son necesarios para la formación de los niños.

Además, yo leo los cuentos porque me divierten, y se los leo a mis niñas para que se diviertan. No me suelo plantear: hoy toca ración de feminismo, hoy vamos a potenciar la solidaridad, o la tolerancia...

Eso lo pienso solo cuando los compro, o los seleciono de entre los muchos viejos que tengo para ponerlos en la estanteria de libros de su cuarto. Luego se trata de disfrutar juntas :)

La "Historia de los bonobos con gafas" está reeditada en 1998, par los que quieran léerselo a sus hijos :)

"Una feliz catástrofe" está contado en forma de corto animado aquí.


34 Comments:

Anonymous Akin escribió...

Bueno, a los Ents nos pasó algo parecido, y no fue por vaguería, fue por diferencias de gustos.

6/02/2005 05:54:00 a. m.  
Blogger Peke escribió...

Me encantaron los dos cuentos. Con el animado me lo pasé como una chiquilla. Juas. Menos mal que el señor ratón aprendió a hacer la sopa. ;)

6/02/2005 06:56:00 a. m.  
Blogger Anónima escribió...

Akin:

Es que hay gustos que merecen palos ;)

Peke:

Me alegro un montón de que no te hayan parecido un engaño:)

El de la historia de los bocadillos, no lo recuerdo, ni para bien, ni para mal. Pero el de Rosa Caramelo también me encantaba, ya te diré si me animo a hacerle un post.

6/02/2005 07:34:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

Ents???

Bueno...

Anónima, hay cuentos para varoncitos (digamos que cuentos para que los varoncitos si ven a las nenas leyendo "bonobos con gafas" o el ratón haciendo la sopa, no les digan que son cosas de maricas y sigamos con lo mismo.
Si te parece busco alguno, autores argentinos hay miles, pero hay que sacar los de aquella época que se prohibieron los cuentos clásicos y cualquiera escribía una paparrucha con tal de ganar dinero fácil a costa de ese Decreto...

6/02/2005 11:31:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

Akin: me recuerda Anónima que los Ents son los árboles del señor de los anillos.
Considerando que los árboles (*) poseen los dos sexos, no puedo entender tu comentario...

(*) casi todos: antes que me salte un biólogo, sé que p.ej. Ginkgoáceas y Cicadáceas tienen separados machos de hembras ...;))

6/02/2005 09:25:00 p. m.  
Anonymous Karim escribió...

Nfer,

akin se refiere a una escena de la pelicula (o del libro tambien) donde, el Ent (cual appellido es "Sylvebarbe" en frances) explica a los hobbits que han perdido de vista a las mujeres Ents hace miles de años, y que a ver si no las hubieran visto durante sus viaje.

Anonima,

llevo 2 dias buscando como reacionar a tu historia de los bonobos sin saber que decir. Hasta que me di cuenta que era porque hay un poco "del señor raton" en mi.
Y tambien hay un poco de la "señora Flora" en mi...

Me resulta dificil tener una opinion objetiva sobre el tema pero creo que no existe pareja perfecta en el tema :-)

Y antes de que me salte una feminista con ganas de derramar sangre de "varon", que conste que no me gusta la actitud del señor raton.

Karim


P.D.: "explica" con "x" ; voy mejorando mi castellano gracias a vosotras.

6/03/2005 09:02:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

Gracias Karim,
no recordaba esa parte (y eso que me leí el libro y esos "detalles" nos quedan...) pero era más que nada para dar batallitas a Akin...

A veces quisiera decir pero no me animo mucho que en cada hombre hay un poquitín de mujer y en cada mujer un poquitín de hombre, pero somos diferentes, pero somos iguales, etc. y todo está tan teñido de subjetividad que me arrepiento en seguida...
Más cuando digo "igualdad de derechos" y no tengo problemas en hacer trabajos de hombre si no hay uno cerca, pero ¡cómo me gusta que me abran la puerta y me cedan el paso!
Vaya rollo que tengo ;)

6/03/2005 11:27:00 a. m.  
Anonymous Karim escribió...

Nfer,

Pues, me parece que al principio de todo y durante las primeras semanas de vida, el fetus es "chica" para luego cambiar y que crezca un "zizi" si resulta que los chromosones lo exigen.

Si no acabo de decir una barbaridad y no se me salta algun especilista en el tema (me hace gracia esta expresion, porque me la imagino al pie de la letra ¡ja!), decir que todos los hombres somos un poco "mujer", es entonces, mas que cierto.

Has dicho : "Vaya rollo que tengo". Es que... eres una mujer. Normal, ¿no? ;-P

Perdona ; no he podido resistir !!!
:-)

6/03/2005 02:52:00 p. m.  
Blogger Peke escribió...

Los ents no son árboles, querida, sino pastores de árboles. Que no se entere Akin. ;)

6/03/2005 03:24:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Gracias Peke. Akin no se enterará, creo que tiene un filtro tipo "antispyware" que le impide ver este tipo de comentarios ;)

Lo de los Ents, al final, che, me van a hacer releer el libraco!!! mejor busco en la internés...
aquí algo dice, y muy interesante: , de lo que copio: "Medio hombres, medio árboles, medían más de cuatro metros de altura, y el más viejo de ellos llevaba vividas en la Tierra Media nueve Edades de las Estrellas y del Sol. El Señor de los ents era Fangorn, a quien en la lengua común llamaban Bárbol. Era enorme y anciano, puesto que pertenecía a la raza más alta y más fuerte nacida en el mundo. // En las Edades de las Estrellas, los ents eran varones y hembras, pero, en las Edades del Sol, las ents mujeres se enamoraron de las tierras abiertas donde podían cuidar de las olvar menores: los árboles frutales, los arbustos, las flores, las hierbas y granos; mientras que los ents varones amaban a los árboles del bosque. Los ents se convirtieron en una especie en decadencia en parte porque volvieron a su forma durmiente de árboles debido al cansancio, al olvido o la amargura. Otra causa clave fue la no existencia de nuevos ents niños tras la marcha de los ents mujeres. "

6/03/2005 04:08:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

Karim,

Los cuentos

No, claro que no existe la pareja perfecta, se trata de que cada pareja encuentre un equilibrio satisfactorio para ambos.

Y para educar a los niños en que la búsqueda de ese equilibrio es saludable, es para lo que me gustan estos cuentos.

Además, eso compensa la lectura de otros cuentos como los tradicionales o como los de Babar.

¿te has fijado que Flora, la hija de Babar se marea al columpiarse, no hace vela sino que coge flores acuáticas en el borde del lago, le dan miedo los delfines porque piensa qu son tiburones hasta que sus hermanos la tranquilizan?

Enfin, son historias de los años 30 del siglo XX: normal. pero me gusta que mis hijas además de los valores positivos de amistad y demás que transmiten, aprendan otras cosas.

La realidad

Y la actitud del señor ratón no le gusta a nadie. Probablemente ni al señor ratón, visto como reacciona cuando la catástrofe les cambia la vida. Pero, no tan exagerada, es una actitud que se da mucho. Y tiene su explicación: cuando uno trabaja muchas horas, hombre o mujer, al llegar a casa no le quedan energías para ocuparse de niños, que es una actividad muy gratificante pero agotadora (al menos para mí, con mis tres niñas). Y que además exige una cierta paz interior que no siempre es posible mantener, ya que si estoy nerviosa lo notan y ellas también se excitan y se portan peor.

Por eso la persona que llega agotada después del trabajo, se refugia en el periódico y exige silencio.

Así, que por lo menos yo no seré la feminista que derrame sangre de varón :)

Entiendo bien el problema, pero también entiendo que hay que luchar contra él.

Un abrazo :)

Y me alegro un montón de que pese a las dudas dejarás tu comentario.

6/03/2005 04:19:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Peke,
el lunes devuelvo mi diploma de Maestra: ni siquiera sé leer.Releo el link y lo dice clarito,clarito:
"Procedían de los pensamientos de Yavanna, la Reina de la Tierra, y eran sus Pastores de Árboles"...
no, si no digo yo, soy analfabeta funcional...

6/03/2005 04:54:00 p. m.  
Blogger Chabón escribió...

Un cuento feminista o un chiste machista se miran frente a frente, llenos de rabia dispuestos a seguir compitiendo, con la lógica dual que el mercado y el neoliberalismo nos da, winners y losers autoasumidos, en una escalada de violencia psicológica que deja a cada ser humano aislado en el pequeño grupo de género o de filiación al que decide pertenecer, en estos tiempos donde la identidad es tan difusa por no decir borderline, solo es claro que seguiremos todos contra todos, sin cooperación, sin solidaridad, solo enemigo contra enemigo la más salvaje preparación para la selección intraespecie que nos lleve a la sexta extinción.
Matraca El Can

6/03/2005 05:48:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Ay si pudiera poner la música...este es un tema que hace soñar:

PASTOR DE NUBES

Ese que canta es Barbosa
pastorcito tastileño
apenas se lo divisa,
cuando llovizna en el cerro

Cada cardón de la falda
se le parece por dentro,
un poco por las espinas
pero más por el silencio

Estribillo

la florcita amarilla
de tu sombrero
pastora dámela en Pascua,
que es tiempo de andar queriendo

Segunda

Mirando pasar las nubes
encima el cerro me quedo
y de golpe me parece
que soy yo el que se está yendo

Pastores como Barbosa
puede ser que estén habiendo
pero ninguno como él
que de amor ande muriendo...

Estribillo

6/03/2005 05:51:00 p. m.  
Blogger Xac Mazo escribió...

Me quedo pasmao. El cuento de los bonomos es malísimo. No es que yo sea machista o que odie los cuentos manifiestamente políticamente correctos (Sobre todo porque son mas falsos que euros de madera... ¿Nadie se ha dado cuenta de que para la autora del cuento los machos son unos inútiles incapaces de hacer nada?. Salvo ponerse gafas y abusar de las hembras. O suplicarlas hembras que les dejen vivir con ellas lo que es casi igual de malo. Yo a eso no me atrevería a llamarlo igualitarismo. Tampoco me atrevo a llamarlo lo que creo que es porque podría haber niños leyendo esto). El cuento es malo, malo de solemnidad, y me temo que si esto es una muestra de la literatura infantil contemporánea , vamos a tener Hermanos Grimm para siglos.

6/03/2005 05:55:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Matraca!
¿qué hacés acá?
Cómo llegaste a nuestro blog?
Lo que decís en tu comentario, bastante en "difícil" es palabra de santo, lamentablemente.
Ahorita nomás me pongo a buscar chistes pero chistes de los buenos esos que más que fomentar la separación y el enfrentamiento y todo lo que bien explicás, es para reír(se) de uno (una) mismo (misma) y lo hago por vos, Matraca ;)


Por cierto: Anónima y gentes que llegáis a ComentaristasDispersas: Matraca es un viejo amigo virtual, al que tengo en mucho aprecio.

6/03/2005 06:00:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Xac,
ya me habrás leído tropecientas veces decir que no hay cuentos "para niños" y que en este país se prohibieron por decreto los cuentos de los Hermanos Grimm y muchos más, lo que dio origen a advenedizos escritores de cuentos rosas (no como el que posteó Anónima, y que con ayuda de Peke vi que es similar a la historia de los Ents...).
Ahora me dejás en la duda si postear chistes feministas/machistas (que hay que leer sin gafas feministas machistas) o un cuento de una escritora argentina que sigue defendiendo los valores reales de la vida: la maldad, la bondad, la convivencia pacífica, una buena víbora, un fantasma, esos que nos hacían estremecer gozosos de miedo cuando niños...

6/03/2005 06:05:00 p. m.  
Blogger Xac Mazo escribió...

Postea lo que quieras, faltaría mas!. Y si quieres que me calle, me lo dices. Podría hacer lo que me decía mi madre: Cuando no tengas algo bueno que decir de alguien, te callas. Pero no.

En cuanto a los Hermanos Grimm, si en la Argentina los prohibieron aquí los psicólogos infantiles los anatemizan. Desde luego son la antítesis de lo políticamente correcto: los padres abandonan a sus hijos, los hijos desobedecen a sus padres, los plebeyos se hacen pasar por nobles y los protas se salen con la suya con astucia, mintiendo, robando o, si es necesario, asesinando. Como en la vida misma.

6/03/2005 06:37:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

Matraca

Puse cuentos feministas porque es como se llaman, pero pretenden ser cuentos en los que la moraleja sea que con un reparto distinto de tareas dentro de la familia y un cambio en las prioridades es posible que todos seamos más felices juntos.

Es más tanto el del Sr. Ratón como el de los bonobos además de criticar la desigualdad de los papeles de hombres y mujeres, también critican la dedicación de los hombres a carreras profesionales que presentan como huecas y excesivamente absorbentes. El Sr. Ratón trabaja para luchar contra trampas de ratones obsoletas. Los bonobos que viene de Londres traen un "Finantial Times" bajo el brazo, además de las maletas con gafas. Y se creen muy importantes por saber 4 palabras en otro idioma.

Así que los cuentos pretenden ser también un alegato a favor del "downshifting", del menos es más, del volver a un estilo de vida más sencillo y más centrado en las relaciones familiares.

Vamos que en principio estos cuentos no tienen nada que ver, o si tienen es para oponerse, a la lógica del mercado y del neoliberalismo.

Pero bueno cada cual los interpreta como quiere :)

6/03/2005 08:31:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

Xac Mazo:

Si no te gustan, pues lo dices faltaría más :)

Si todos dijéramos eso de "Oh! que potito!" al unísono sería muy aburrido.

Y tampoco voy a sacar conclusioes sobre si eres machista o cualquier otra lindeza. Entiendo que no te gustan y ya :)

Pero no acabo de entender porque no te gustan. Podría ser porque:

1. En realidad no son cuentos igualitaristas (un poco lo que dice Matraca).

Pues es verdad que presentan a los hombres/ bonobos/ Sr. Ratón como unos inútiles o más bien como unos adictos al trabajo. Es lo que le comentaba a Matraca.

Y el principio de los cuentos NO es igualitarista, lo que pretende ser igualitarista es la situación final.

Por otra parte a mi me parecería pelín contradictorio criticar unos cuentos por ser feministas y decir que otros son aceptables, pese a ser machistas.


2. No son realistas: muestran un mundo en que los hombres y las mujeres no se comportan como se comportan en la realidad.

Y no te gustarían porque a los niños hay que enseñarles a afrontar la dura realidad de la vida.

Pues, vale. Pero yo creo que también hay que enseñarles que pueden cambiar el mundo, o por lo menos intentarlo ¿no?

3. porque son malos literariamente hablando.

Pues sobre gustos y colores no vamos a discutir. pero a mi y a mis hijas nos gustan :)

Si puedes, prueba a léerselo/enseñárselo a alguna víctima bajita si tienes alguna a mano, a ver si les aburre o si te piden que se lo vuelvas a leer: así ampliamos la muestra :)

PD: En cuanto a los cuentos de los Hermanos Grimm y otros tradicionales, a mi me encantan y tenemos unas ediciones preciosas. Una de cuando yo era pequeña, y unas nuevas agrupados en cuentos de Brujas, de Hadas, de Princesas y de Príncipes que también leemos mucho. Y son como la vida misma, efectivamente, para bien y para mal.

Y está bien que los niños lo sepan, pero también está bien que piensen en otras maneras de ver las cosas, como decía antes ¿no?

6/03/2005 09:11:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

y debo haber ingresado de pleno en el club de las madres, que últimamente digo mucho eso de: "Cuando no tengas algo bueno que decir de alguien, te callas."

no sé si poner :) o :( ¿?

6/03/2005 09:15:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Anónima ¿es que no estás en el cine? o te llevas la palm para dispersarte mientras? ;)

Los cuentos, poemas, cuadros, cada cual los interpreta como puede, o cree que puede. A veces, como quiere. Un libro o canción que hace 10 años nos estremecía de pasión, hoy nos parece un horror, o nos es indiferente. Cada uno trae un bagaje del cual es difícil desprendernos a la hora de leer o mirar u oír y que va cambiando a medida que vivimos.

"Menos horas de trabajo significan más tiempo con la familia"

Y...depende. Menos horas de trabajo significan menos horas de trabajo. Más tiempo con la familia implica tácitamente tener una familia, y por sobre todo...¡querer estar ese tiempo con la familia!.
Y la evidencia demuestra lo contrario...o al menos en la mayoría de los casos, el trabajar menos horas no siempre redunda en compartir en familia. La sociedad nos tiende trampas de las cuales es difícil escapar: quedarnos en casa con la familia es ser "antisociales" y "negar a los niños que se sociabilicen" y "descubran nuevas posibilidades". Hay mucho de marketing, de lo socialmente correcto y de confusión en este punto. Decir "no" y dedicar un día a hacer nada en casa, a pesar del coste social que implica, requiere tener la cabeza bien puesta.

Por cierto es una hermosa - más quisiera - expresión de deseo, pero para poder librarme de lo superfluo debo tener cosas superfluas.
A veces pienso que sí, que tengo cosas superfluas, pero no sé si librándome de ellas sabré vivir mejor: una mejor calidad de vida no está relacionada a un minimalismo material o de cualquier índole...y el minimalismo es caro.

Me llama la atención que, rizando el rizo, el link nos deje el pensamiento de Robert Browning y su "menos es más": prefiero la obra de su esposa, Elizabeth Barret...pero creo que fueron porque fueron ellos mismos, plenamente, a través del otro...;)

6/03/2005 09:37:00 p. m.  
Blogger Chabón escribió...

Querida Nfer :
tenía pendiente aprovechar la invitación a vuestra weblog en términos de comentar, puesto que la leo frecuentemente (y espero leas la mia, pese al fondo negro). Los cuentos como las imagenes simbólicas poseen áreas claras y oscuras, como decía Foucault cuando el autor los publica ya no le pertenecen más, y cada lector lo multiplica, no se trata de atacarlo o borrarlo sino de las redes de ideas que pueden surgir de él. Tal como los cuentos de hadas recopilados por los hermanos Grimm o Perrault (que no son despreciados por la psiquiatría, vease Bruno Bettelheim)son más evocadores cuanto más crudos son respecto a la tradición oral de donde nacieron, sin ñoñerias suavizantes a hello kitty, de manera que, tomando la justa proporción,el sentimiento que motivan estos cuentos de hada modernos existe y merece expresarse, la pregunta es si un acting out de tales ideas soluciona el problema planteado.
Creo que lo peor que le puede suceder a un narrador es la indiferencia del lector, o la percepción de tal vacuedad que no sea posible comentario alguno.

un saludo
Matraca El Can

6/03/2005 11:36:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Matraca el Viajero Inmóvil:
cada tanto me paso por tu blog, a pesar de que tienes el fondo negro. Confío que tanto repetir haré que lo cambies (el santo de Almada lo dejó celeste /azulino tanto que le machaqué ;)
Lo que he visto, no sin asombro, que una de las imágenes de mujeres morenas, lánguidas y delgadísimas es muy parecida a quien esto escribe hace algunas décadas. (Claro que con menos arte...:))

Borges pensaba (o nos hace pensar que pensaba) que debía pedirnos disculpas por habérsenos adelantado. Foucault sabía que lo que liberamos ya no nos pertenece, sea escrito u oral, y también nosotros lo sabemos.
Lo que es de notar, ignoro si curioso, grave, anodino, normal o extraordinario, es que según quién recoja lo que liberamos es nuestra reacción: si nuestro nieto repite a sus amiguitos el cuento que nos contaba nuestro Abuelito, nos sentimos felices y ...casi eternos. En cambio si lo que liberamos es un texto en papel o cualquier soporte nos cuidamos bastante antes de registrarlo cosa de que nadie lucre con ello. Y buena armamos si además es un texto científico...bueno con obras musicales también ha sucedido.

Dices: [la pregunta es si un "acting out" de tales ideas soluciona el problema planteado.]
La pregunta que yo te hago es si hay una sola acepción del "acting out".
Creo que hay varias.
Tomando una, te digo que si es lo que llamamos "transferencia" es, si no solución, la forma de poner en evidencia cuáles son los aspectos que hemos reprimido: que quienes, de pequeños, no han desarrollado un lenguaje verbal que le permita expresar su mensaje, usarán el lenguaje de la acción...

Vaya que consigues liarme, como siempre ;)

6/04/2005 08:51:00 a. m.  
Blogger Xac Mazo escribió...

Anónima, despues de haber criado a cuatro monstruitos, me he vuelto un devoto de San Herodes. Ya no tengo víctimas (?) bajitas a las que contar cuentos (gracias a diox) pero , por si no te has dado cuenta, para ellos no cuenta tanto lo que les cuentes como el que tú se lo cuentes. (Aviso: no os tomeis esto literalmente y vayais a leerles la guía telefónica)

Y si hay un género mas suceptible de manipulación ideológica es el cuento "para niños". En cuentro que hay algo de siniestro y retorcido...casi "franquesteiniano", en eso de intentar modelar las mentes infantiles al gusto de la ideología del autor o del pensamiento de moda, utilizando el cuento y a los padres como instrumentos. A mi, por lo menos, me resulta desagradable.

6/04/2005 02:36:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

[Y si hay un género mas suceptible de manipulación ideológica es el cuento "para niños".]
Xac...¿más susceptible que qué?
Si vamos a hablar de manipulación ideológica, los niños son (fuimos) el mejor material, el árbol crece derecho si lo "tutoramos" de joven...
¿qué curioso, no, "tutorar" un árbol, ponerle un tutor para que crezca derecho, o torcido, si haces bonsai?.
Siempre en todo tiempo y lugar el cuento ha servido para manipular: desde el cuento donde el bosque está lleno de monstruos que devoran niños, (si la tribu quiere a sus niños ;) o de hadas y duendes (caso de tribu con superpoblación ;) y los padres, cómplices, conscientes o no...
Siendo Maestra ya padecí de todo tipo de manipulaciones (ideológicas): no sólo prohibir cuentos clásicos sino prohibir escritores con toda su obra (los argentinos José Pedroni, Arturo Jauretche), y una larga lista, que si sigo me cierran el blog...

Me gustan los cuentos sin mucha definición, que tanto pueden ser de hoy como de 500 años A.C., aquí, allá y acullá. Que los hay. Pero hete aquí que si elijo "las 1.000 noches y una noche" me entero que un inglés (Richard Burton) le dio por traducirla censurando ciertas partes "que serían ofensivas"...y encima lo dijo...

¿... que no le leamos la guía de teléfonos?.
Una noche de lluvia y sin nada con qué entretener a mi hijo y mi ahijado, tomamos la guía de teléfono para reclamar a la Empresa la falta de energía eléctrica. Por puro aburridos, los críos hojearon la guía. Al poco rato ya teníamos tres listas: empezamos un juego cuyo ganador sería el que encontrara en la guía la mayor cantidad de nombres poco comunes. He olvidado quién ganó, pero nos doblábamos de risa.
Que habiendo imaginación...;)

6/04/2005 04:31:00 p. m.  
Blogger Xac Mazo escribió...

Eeeehh!. ¿Quien dijo que Las Mil y Una Noches fueran una recopilación de cuentos para niños?.

6/08/2005 04:34:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Xac:
[¿Quien dijo que Las Mil y Una Noches fueran una recopilación de cuentos para niños?.]
Xac, es una recopilación (o muchas recopilaciones y recortes y añadidos) a una historia de un Sultán que al verse engañado por su esposa decide...bueno ya saben el resto.

La actitud del Sultán siembra terror en sus vasallos, hasta que una mujer inteligente y hermosa se ofrece a detener los asesinatos...y lo logra.

¿Un cuento para niños, un cuento pornográfico, o un cuento donde una mujer logra con su cultura, talento y habilidad salvar a sus compañeras de género de la muerte?

¿qué es más importante?

Y por otro lado, la pregunta de siempre: ¿cuándo un cuento es "para niños"?

6/08/2005 06:35:00 p. m.  
Blogger Xac Mazo escribió...

Buena pregunta.

¿Cuándo un cuento es para niños?. Naturalmente cuando ha sido redactado o narrado con ellos como destinatarios . Pero... por este camino podríamos sumirnos en una discusión dialéctica/psicológica/etnológica/social y posmoderna a tope a poco que nos lo propongamos.

Ante todo... ¿Qué cosa es un niño?. (Je, je,je)

6/09/2005 03:28:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

[¿Qué cosa es un niño?.]

Definir un niño...

Puedo definir una mesa: sé que una o más tablas, o vidrio o metal redondo, cuadrado o rectangular, con una dos o tres patas o ninguna, que permite apoyar objetos y trabajar sobre ella, o estudiar, jugar, portar adornoso alimentos y servirnos de allí, es una "mesa" (y podría ajustar mejor la definición).

Casi te digo que sé reconocer un niño.
Pero no definirlo, salvo por ciertos parámetros...socialmente impuestos: ser menor de tantos años cronológicos, por ej.
Otros parámetros biológicos son bastante fiables, pero con grandes variaciones: dentición, lenguaje, movilidad...pero no son suficientes. A veces, ni siquiera necesarios.
Es interesante lo que apuntas: hablamos de algo que no está claramente definido.
¿Recuerdas, Xac, esa frase que dice "la mayor herramienta del poder es la capacidad de dar nombres y dictar definiciones"?
Je,je..
¿je, je? :(

6/09/2005 04:53:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

Nfer, del día 3:

Menos horas de trabajo, no significan más horas con la familia forzosamente. Pero determinadas jornadas laborales hacen _imposible_ coincidir con la familia.

Y luego las hay que te dejan tan agotado, como le decía a Karim, que no te quedan ganas, aunque materialmente pudieras coincidir en el tiempo con los niños.

Y por último hay personas que usan el trabajo como pretexto para no estar con la familia. Así que aún en paro, no sabrían disfrutar de la vida familiar.

En cuanto al "menos es más", pues depende claro. Una vez más es una cuestión de ubicación geográfica y social. Pero te puedo garantizar que visto desde el entorno cercano de mi ombligo, el minimalismo es algo deseable y que más bien saldría barato. También entiendo que hablarle de eso a un ghanés sería un insulto. De todas formas, aunque procuro escribir sin ser demasiado egocentríca, de vez en cuando también me gusta hablar de mis problemas, por mucho que no sean generales. No me lo tengas tan en cuenta, pero no dejes de darme toques, que como diría webensis, me despabila. Y eso nunca viene mal :)

Además tu comentario me ha hecho reflexionar sobre una característica del cuento, que no creo que sea virtud ni defecto, y es que efectivamente es un cuento propio de una derminada clase social. El cuento no tiene ningún sentido contado, por ejemplo, a los niños de mi pueblo de Extremadura. No entenderían nada de lo que se quiere decir. No viven en un contexto que les permita entenderlo.

Así que está claro que el cuento de los bonobos no es un cuento universal.

Ahora no sé si eso hace que deje de ser entretenido y útil como elemento de reflexión para los niños que si viven en el contexto en el que se desarrolla el cuento.

PD: siento haber citado a ese Sr. en el link, pero para mí era un perfecto desconocido, y no digamos su mujer. Fue el primer link que me salió donde explicaban lo que yo quería decir, más o menos. Sospecho que mi ignorancia me ha hecho poner un link inadecuado, pero no sé bien por qué :)

6/09/2005 05:22:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

[xac mazo]
Y si hay un género mas suceptible de manipulación ideológica es el cuento "para niños". En cuentro que hay algo de siniestro y retorcido...casi "franquesteiniano", en eso de intentar modelar las mentes infantiles al gusto de la ideología del autor o del pensamiento de moda, utilizando el cuento y a los padres como instrumentos. A mi, por lo menos, me resulta desagradable.

[Anónima]

Pero, Xac, es que los cuentos tradicionales también manipulan ideológicamente al gusto del autor o del pensamiento de moda. Solo que intentan manipular las mentes infantiles según ideologías de otras épocas. Iguales de siniestros en su manipulación, pero encima manipulando desde un punto de vista sexista.

Y a mi no me parece tan desagradable lo de usar los cuentos para transmitir mensajes a los niños. Lo hago para muchas cosas, pero un buen ejemplo es el cuento sobre un niño, Juan sin miedo, que se va a operar que le conté a la mayor para explicarle de que iba lo de su operación de lagrimales obstruidos a los 3 años. Me resulta más efectivo inventarme un cuento en el que el protagonista va a ser operado y contarle como tiene miedo, como al final en vez de ponerse muy nervioso controla el miedo, porque los valientes no son los que no tienen miedo sino los que no dejan que el miedo no les deje pensar, como escucha muy bien todo lo que le dicen y se entra de todo, como se queda dormido y se despierta molesto de la anestesía y con una vía para las medicinas, como al final se le pasa y todo va bien.

Si hubiera intentado contarle lo mismo pero hablando de su futuro, la habría tenido perfectamente aterrada todo el rato. Pero como le pasaba a otro simpatizaba con él, y al final el resultado es el mismo: sabe de que va la operción y no le pillan las cosas por sorpresa.

Enfin, no sé si me explico, pero no voy a enrollarme más intentándolo :)

PD: Dice el Anónimo que él también piensa que el libro de los bonobos es malísimo y que se alegra de leer que a alguien más le pasa lo mismo, que lo sepas :D

6/09/2005 05:53:00 p. m.  
Blogger Nfer escribió...

Anónima: [Menos horas de trabajo, no significan más horas con la familia forzosamente. Pero determinadas jornadas laborales hacen _imposible_ coincidir con la familia.]
Jornadas, y semanas enteras. Es cierto.
Y muchas veces la opción es:

- trabajar o no trabajar -

[Y por último hay personas que usan el trabajo como pretexto para no estar con la familia. Así que aún en paro, no sabrían disfrutar de la vida familiar.]
Aún nadando en dinero, encuentran excusas...¡no es este mi caso, claro! pero con dinero es fácil encontrar excusas y de las buenas, como por ejemplo presidir una fundación sin intereses de lucro para enseñar a griego antiguo a los ancianos del Chaco Paraguayo.

[Pero te puedo garantizar que visto desde el entorno cercano de mi ombligo, el minimalismo es algo deseable y que más bien saldría barato.]
Está bien, pues hablas de lo que conoces, y es experiencia directa, a su vez los demás hablarán de lo suyo, que no todos somos Jules Verne.
[... Y eso nunca viene mal :)]
Es la idea. Todos somos ignorantes en algo, o dicho de otra manera, todos sabemos algo pero no lo mismo. Entonces, si oímos al otro, nos enriquecemos. Caso contrario, diálogo de sordos...

[Ahora no sé si eso hace que deje de ser entretenido y útil como elemento de reflexión para los niños que si viven en el contexto en el que se desarrolla el cuento.]
Bueno, depende también cuándo y cómo lo contemos. En eso está también la habilidad del relator...o la intencionalidad.

[Sospecho que mi ignorancia me ha hecho poner un link inadecuado, pero no sé bien por qué ]

Cosas que pasan, no problem. ;)

[Pero, Xac,// Iguales de siniestros en su manipulación, pero encima manipulando desde un punto de vista sexista.]

Inciso: si el cuento es taaan viejo que podemos ubicar sus raíces en las épocas que las mujeres quedaban en casa y los hombres salían fuera, entonces está "bien". arriesgar la vida en esos partos y crianzas ya es mucho como para sumarles salir a buscar alimento y pelear con tribus vecinas, o pueblos vecinos. En cierta forma es entendible, y aceptable. Como es entendible un buen lobo devorador de niños..(uf, esto ya lo dije, perdón).

[... porque los valientes no son los que no tienen miedo sino los que no dejan que el miedo no les deje pensar]

Esto lo dice bien la Iglesia: la virtud es la que "cuesta", no la que nos viene desde arriba. O sea, si ser valiente no es el resultado de un acto de esfuerzo de controlarlo, no es "virtud".

Para no caer en la Iglesia y sus implicancias, dejo con un viejísimo cuento que me gusta repetir (evito clasificarlo :)
"Dos hermanas llevan una vida de trabajo y virtud. Nunca tuvieron siquiera un intento de amoríos,fueron devotas y respetables. La única diferencia entrambas es que una era bellísima, encantadora y lo fue hasta su muerte, y la otra fea y sin encanto alguno.
Mueren el mismo día, y al llegar al Cielo, San Pedro revisa su libro, y dice a la que fuera hermosa:
-"estás aceptada, pasa al Cielo".
En vistas de esto, la que fuera fea intenta pasar, pero San Pedro la detiene.
- "¿porqué, si yo fui tan casta y virtuosa como mi hermana, la que fue tan bella y atractiva, no puedo pasar al Cielo?"
Responde San Pedro:
- "es verdad, ambas fueron virtuosas y castas. ¡Pero a tu hermana le costó muchísimo!"

6/09/2005 06:20:00 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió...

hey, los monos bonobos no son esos bichos que lo único que hacen es pasarse el día follando??

6/16/2005 12:17:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home