miércoles, septiembre 28, 2005

Leemos lo que podemos leer


Entre todos los libros de Angélica Gorodischer, éste me ha resultado el más claro, directo mi corazón y... sin pedir permiso.
menú de comentarios
En verdad, os lo recomiendo:
- A aquéllos que gustan de libros livianos, portáliles, con capítulos (aparentemente) independientes unos de otros. Una lectura para el viaje en tren, o para una espera.
- A aquéllos que leen entre líneas, a los argentinos que vivimos los años de fuego y plomo, a los que no lo vivieron, a quien quiera leer.
Mi lectura echa sobre el texto la luz de un pasado que no puedo olvidar.
Ni por Decreto.

En la nete pueden encontrar comentarios sobre el libro. Los he evitado con sumo cuidado.
¿el mío?: entre líneas, casi gritando, casi escondido, están los muertos que nunca encontramos. Aquéllos que "algo habrán hecho" y por eso tenemos negado el derecho a llorarles.

"...¿para qué sirve la muerte sino es para escribirla y agregar un saber definitivo a lo que no puede vivirse?" dice la autora.

Que mi lectura no os condicione. (sé que eso no sucederá).
Hay mucho más: el talento de esta escritora permite poesía, belleza y estilo. Algo que sobrepasa las fronteras del tiempo y del espacio.

4 Comments:

Blogger Mar escribió...

escribir, escribir a pesar de saber que nunca, pero seguir... quiero leer a quien ha escrito esas palabras poderosas

9/29/2005 10:23:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

Angélica es Argentina, mar.

Búscala en las mesas de las librerías, tiene muy buenos libros y no son caros (unos $30 argentinos).
Mira: te doy algunos títulos:

Cuentos con Soldados; Opus Dos; Casta luna electrónica; Trafalgar; Kalpa Imperial; Mala Noche y parir hembra; Jugo de mango; Fábula de la virgen y el bombero; Técnicas de supervivencia; Cómo triunfar en la vida.

De "Floreros de alabastro, alfombras de Bokhara" te copio la contratapa del libro:


"Nada es lo que se parece en Floreros de alabastros, alfombras de Bokhara : ni las plácidas señoras burguesas, ni los doctores en ciencias políticas, ni las chicas de barrio, ni los magnates del petróleo. Ni los gatos. Sobre todo los gatos, que si bien se los mira, tienen un sospechoso aire de Sigmund Freud en sus peores momentos.
Aquí solo se puede confiar en el humor, en México, en la augusta sombra del maestro Chandler deslizándose entre los párrafos. Quiere un consejo? Apártese rápidamente:esto, más que un libro, es una alfombra mágica."

Besos!
Nfer

9/29/2005 10:43:00 a. m.  
Anonymous Flora Verdolaga escribió...

Os dices bien eso de que se sobrepasa las fronteras del tiempo y del espacio...

Mirando vuestro blog, rememoro, no sé por qué en estos momentos la fábula del ratón y del águila que
mas o menos dice asi:

Observas?
Con qué ojos miras la vida?
Con los ojos de tu ego o de tu Alma?
Tu ego observa con ojos de ratón, ese pequeño ser que no mira mas allá, solo ve lo que tiene al alcance.
Ese pequeño ser debe trascender fronteras, condicionamientos e ir mas allá de los límites.
La mirada de tu Alma es el águila que ve mas allá, con perspectiva.

Es esa mirada que detecta que todo lo que sucede en la vida forma parte de un Plan Divino, que sabe que lo que acontece tiene un propósito.
El águila sabe lo que viene después y no se detiene en las piedras del camino.

El raton en cambio, ante el obstáculo, queda paralizado, estancado en el fluir de la experiencia.

El águila vislumbra y observa los beneficios y frutos de una caída o barrera.
Ella no se detiene en el sufrimiento, lo trasciende y lo reconoce como parte del proceso para la evolución de su Alma.

Nuestro Alma, ese águila interior, lo sabe todo, sabe que la vida es una película, una ilusión, una holografía, una escuela, sabe que los sueñoos son la realidad.

El pequeño ratón no comprende lo que esta viviendo, se indigna, se enoja, se deja estar.

Liberemos esa parte egoica que cree que lo sabe todo, no sabe nada.
Es nuestra otra parte la que sabe todo.

Es nuestro maestro interno, que quiere que lo escuches, pero solo lo encontramos cuando el alumno esta preparado y es ahí cuando trascendemos todas las limitaciones de nuestro ego y somos lo verdadero.

Despidamos todo ese sistema de creencias erroneo y vivamos desde la Chispa Divina que llevamos dentro y ahi volaremos como aguilas!

Abraxos cordiales
Flora Verdolaga

9/30/2005 07:31:00 p. m.  
Blogger Mar escribió...

hermoso! nfer, lo buscaré, soy un peligro con dinero y cerca de librerías

10/01/2005 10:08:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home