jueves, julio 14, 2005

Un minuto de silencio al día


Recibo hoy este correo:

Asunto: Comunicación Interna: Solidaridad ataques terroristas Londres

Como muestra de solidaridad y respeto a las víctimas de los ataques terroristas sufridos por Londres el pasado 7 de julio, y siguiendo la iniciativa de la Unión Europea, se convoca a todos los trabajadores de la [Oficina] para que a las 13 horas de hoy jueves acudan a la explanada del complejo para guardar dos minutos de silencio



Y cuando acuda guardaré los dos minutos de silencio por el atentado de Londres. Pero también por los más de 30 niños iraquís que murieron ayer.

Quería haber hecho un post con la lista de los últimos atentados en el mundo, como decía Nfer, pero no tengo tiempo. Solo en Iraq, de media, uno al día. Y citar una artículo del Domingo pasado en El País de Tariq Alí, escritor paquistaní, "Bombas por las guerras de Irak y Afganistán" y las declaraciones de algunos habitantes de Bagdad sobre los atentados.

Por pura coherencia, todos deberíamos guardar un minuto de silencio al día, por todos los seres humanos a los que machaca el destino diariamente en atentados, pero también por los que mueren de enfermedades curables y de hambre habiendo comida en otros sitios de sobra. Todo muertes evitables.

Y querría analizar como es posible que ingleses puedan poner bombas en el metro de Londres por mucho que sus padres o sus abuelos vinieran de otros paises. Y es que puedo entender que un iraquí vaya a Londres a poner bombas y que las ponga en el metro, porque para él todos los ingleses sean enemigos. Y puedo entender que un inglés se vaya a Iraq a luchar en nombre de sus ideales por solidaridad con personas que son de la misma religión que sus antepasados. Pero no puedo entender a un inglés matando ingleses en el metro.

Pero no tengo tiempo. Tengo que trabajar, quizá mañana antes de irme de vacaciones.

(Qué mierda de mundo, joder, y que impotencia.)

8 Comments:

Blogger Nfer escribió...

Anónima, pues es como dices.
El "minuto de silencio" puede ser interpretado de distintas maneras, cada uno sabe cómo.
Pero no importan solamente si es una muerte o 24; también hay que sumar las lentas muertes no registradas por hambre habiendo alimentos en el mundo en cantidad suficiente. Cada uno sabe lo que puede hacer, y este minuto (que simbólicamente lo hago yo ahora) me sirve para reflexionar que tengo demasiadas cosas materiales - siendo que soy "del tercer mundo" - y que podría de alguna manera ayudar a quien está viviendo bajo el puente a 100 m de esta casa.

7/14/2005 10:50:00 a. m.  
Blogger MH escribió...

Coincidencias.
No sólo Moustaki y les Chants du Monde.
También algún pensamiento (yo escribía hoy sobre ésto).
Un placer escuchar los tuyos, aunque dispersos. :)

7/14/2005 10:52:00 a. m.  
Blogger Almada escribió...

Ayer leía esto en la blogósfera y tiene relación. Es decir, los ingleses se indignan por las imágenes de heridos y muertos en los atentados del 7-J, pero nadie dice nada de las imágenes de los muertos o heridos en Irak que cada día se pasean por los noticieros. Lo mismo que dice Anónima, nadie guarda minutos de silencios por ellos.

7/14/2005 11:35:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

Almada, no puedo leer tu link (pero te creo).
Cariños

7/14/2005 12:12:00 p. m.  
Blogger Almada escribió...

Un pequeño error. El link es este.

7/14/2005 01:25:00 p. m.  
Blogger Peke escribió...

Qué mierda de mundo, joder, y qué impotencia. Sí. Pero es así. ¿Lo comprenderemos algún día?

7/14/2005 08:34:00 p. m.  
Blogger Anónima escribió...

Peke,

Espero que lo comprendamos, pero porque para poder cambiar algo hay que comprenderlo primero.

Y creo que lo primero que hay que comprender es que en el mundo hay sufrimientos inevitables: enfermedades que no sabemos como curar, vejez, muertes accidentales, catástrofes naturales cuyos efectos no se pueden prever ni prevenir, desamores, incomprensiones, odios...

Pero hay sufrimientos evitables. Por ejemplo nadie me podrá convencer de que la muerte de esos niños iraquís ni de los viajeros del metro de Londres son unas de esas cosas que son "así". Será complicado, pero de alguna manera tenderemos que ser capaces, nosotros, o los que no sigan, en algún momento, de organizar la convivencia entre los seres humanos sin que se produzcan esas matanzas.

7/15/2005 06:53:00 a. m.  
Blogger Nfer escribió...

Anónima, andamos que nos vamos pero no nos vamos... En este momento llueve como nunca vi en mi vida. Este comentario no es ocioso: la falta o exceso de precipitaciones son meteoros naturales, y a la larga producen problemas comparables con un tsunami o un terremoto, por simplificar la cosa.

Enfermedades y muerte habrá siempre pues eso está en los genes, de ahí que intentemos paliar los sufrimientos que eso ocasiona, sale de la esfera de lo "natural" y entra en la de la escala de valores.
El conflicto (siempre simplificando en demasía) es que para vivir en sociedad hay que "pagar" un precio. Por ejemplo: existe un medicamento originario de un vegetal (Salix, el sauce, de ahí ácido salicílico o aspirina) que es desde hace 100 años una gran ayuda para calmar malestares o prevenir enfermedades. Una de cada tantas personas puede morir por ingerir aspirina (mi padre hace un año está en la cuerda floja por dos aspirinas ingeridas por error).
¿eso hace que prohibamos la aspirina? En nuestro caso, toda la familia está pendiente de la evolución de mi padre, que no lleva todas consigo a su edad.
Sin embargo sé que es el "precio" a pagar por la salud de muchas otras personas. Que nos toque de cerca distorsiona las cosas.
Y que no nos toque, puede hacer que las medidas sean injustas...
Es a lo que voy: creo haberlo dicho antes pero hay un "nivel tolerable" de daño. Tolerancia cero existe para muy pocas cosas en este mundo (y por Ley).
¿qué es lo que hay que cambiar?
Es la pregunta que yo podría antes de todo. Y eso varía según el lugar y momento. Porque en cada situación hay un nivel de decisión que está condicionado por muchos factores...y hay que estar ahí para entender que "de repente" un Gobierno no puede tomar la decisión de convertir sus fusiles en bancos para las plazas, si no lo hace el vecino: estaría condenando a su pueblo.
Tal vez alguien diga "pero es un ejemplo a seguir".
A ver quién sigue el ejemplo...esa no me la creo, y ustedes tampoco.
Mucho he oído hablar de que todo pasa por la educación.
Es posible. Pero también sé que puedo deslomarme tratando de transmitir conceptos como tolerancia, convivencia, respeto y muchos más, (suponiendo que yo también lo predique con el ejemplo) pero si el otro no está receptivo, entonces nada podemos hacer. Que no hay peor sordo que el que no quiere oír.

7/15/2005 09:49:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home